abril 1, 2017
||||| 0 |||||
378

Turnos Rotativos: Un asunto de salud ocupacional

Las demandas productivas de la industria alrededor del mundo, han generado la necesidad de contar con empleados las 24 horas del día. Distribuidos en diferentes horas de trabajo.

Estos turnos toman lugar en diferentes horarios, los cuales incluyen la manaña, tarde y noche. En Norteamérica aproximadamente un 20% de personas activamente económicas laboran en algún tipo de turnos rotativos que incluyen la jornada nocturna, los cuales en México, son obligatoriamente rotativos, siendo la excepción cuando el trabajador acuerde permanecer en un solo turno.

Los cambios de horarios realizados por los trabajadores durante los turnos rotativos, son un tema ampliamente investigado por profesionales en el campo de salud ocupacional, los cuales han reportado efectos físicos y psicológicos adversos para la salud del trabajador.

En los efectos a corto plazo reportados en los trabajadores debido a la rotación de turnos, se encuentra comúnmente la fatiga, la cual es considerada como una condición insegura en los medios de trabajo. Fatiga es el resultado de ineficientes horas de sueño o de mala calidad del mismo, debido a modificaciones al ciclo circadiano del sueño en el humano, o prolongado esfuerzo físico o mental. Esta difiere de somnolencia, que es definida como una fuerte tendencia a quedarse dormido, misma que también es observada constantemente en los trabajadores de turnos rotativos y es acompañada por un decremento en la capacidad de estar alerta del trabajador, con consecuencias como disminución en la atención a los detalles, juicio erróneo, y un tiempo de respuesta aletargado.

La combinación de la fatiga y la somnolencia en el trabajador, afecta la productividad, la salud del trabajador y la seguridad. En esta última, las consecuencias incluyen la distracción en tareas complejas, pérdida de criterio ante situaciones críticas, deterioro en general del desempeño del trabajador en sus funciones, e incidentes más críticos.

La investigación de los efectos a largo plazo en los trabajadores rotadores de turnos han encontrado que la interrupción crónica del ritmo circadiano del sueño, favorece desórdenes metabólicos y el desarrollo de efectos negativos a la salud, en adición a contribuir al estrés del trabajador, especialmente en los cambios de turno de dia a noche. Entre los desórdenes metabólicos que han sido fuertemente relacionados se encuentran el sobrepeso, disminución de melatonina y propensidad al desarrollo de Diabetes mellitus.

La asociación entre el trabajo por turnos con enfermedades de los trabajadores no ha sido totalmente demostrada, no obstante, se han presentado fuertes evidencias de su contribución al desarrollo de cáncer de seno y cáncer de colon rectal. En 2007, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC), concluyó que el trabajo por turnos que incluya interrupción al ciclo circadiano del sueño, es probablemente carcinogénico a los humanos. Otras enfermedades que se han investigado y han sido relacionadas son las enfermedades cardiovasculares (CVD, siglas en inglés), que incluyen enfermedades de las arterias coronarias tales como angina, fallas y ataques al corazón, arritmias cardiacas y corazón hipertenso entre otros.

Diversas publicaciones científicas han también evidenciado el incremento de desorden metabólico en los trabajadores por turnos, el cual consta de un grupo de factores de riesgo que incrementan los riesgos de ataques al corazón y otros problemas a la salud, y que incluyen obesidad, altos niveles de triglicéridos en la sangre, y presión arterial alta, entre otros.

Debido a la naturaleza del trabajo desempeñado, en muchas ocasiones, el trabajo por turnos, no es una elección sino un requerimiento del trabajo, no obstante, las ventajas económicas deben ser evaluadas ponderando los efectos deteriorantes que estos producen en los trabajadores individualmente, así como el evidente deterioro en el desempeño del trabajador acompañado de la reducción en la productividad, y el incremento de accidentes ocupacionales por un 60% observados en jornadas nocturnas.

Finalmente, en la planeación de la rotación de turnos, es requerido el envolvimiento por parte del representante de salud ocupacional dentro de la empresa, ya que su contribución es crucial en el diseño de los horarios de rotación, y el ambiente adecuado en las áreas de trabajo, con el objetivo de mejorar la salud y la seguridad, así como la satisfacción del trabajador.

Share this: