abril 1, 2017
||||| 1 |||||
531

La sustentabilidad en el emprendimiento

Hoy en día tanto en Tijuana como en todo el país hay una revolución de ideas en cuanto a negocios en diversos sectores y muchos de ellos están incluyendo además del componente económico., el componente ambiental y social.

En esta revolución no solo hablamos de productos sino también de servicios dirigidos a promover una cultura sustentable.

Cuando se ve nuestro país desde el exterior se habla del tequila, la cerveza, el sol, las playas, etc., pero no se mencio- na el gran movimiento de emprendedores y negocios que han surgido en estos últimos años.

Nuestra ingeniería mexicana en específico se ha ido posicionando entre otras cosas, gracias al flujo de ingenieros que viajan a países avanzados como Europa, en donde terminan de formarse con alguna especialidad en universidades de prestigio recibiendo las últimas tendencias en su área y las cuales complementan con tecnologías, metodologías de trabajo y formación en empresas en nuestro país.

No por nada las empresas de manufactura desean establecer operaciones por ejemplo en Baja California, en donde tenemos un alto grado de ingenieros especializados en el área médica o aeroespacial. Algunos de ellos desarrollarán prototipos con base en sus ideas, otros generarán nuevos modelos de negocios, algunos estarán enfocados más a la tecnología de energías renovables o de prevención de la contaminación. Todos ellos seguirán especializándose a favor de nuestra sociedad e ingeniería mexicana.

Visualizamos ya en México una tendencia a trabajar por propia cuenta siendo emprendedores, pero en nuestro país no es fácil, además de todo el trabajo de planeación, se requiere de inversión y mucha paciencia ya que los modelos de apoyo a emprendedores aún son pocos.

Para ser emprendedor se requiere cambiar la manera de planear un negocio y analizar fuertemente su potencial, especialmente cuando se habla de una gran inversión. Habrá muchas limitantes pero las ganas y pasión por nuestro proyecto es lo que nos llevará adelante y es algo que nunca debe faltar.

La cuestión sería saber qué tipo de negocio realmente se requiere, ¿Por qué lo quiero realizar? ¿Qué me motiva? ¿Es sustentable? ¿Será algún producto que ayudará a regenerar nuestro ambiente?, es decir, ¿ayudará a la conservación del planeta o será un producto que generará más impacto ambiental quedándose en la basura? Estos últimos productos no tienen ya cabida en nuestro planeta por lo que todo emprendedor debe plantearse seriamente el componente ambiental y social.

Sabemos que el talento de nuestros ingenieros es reconocido y utilizado en el extranjero logrando despertar su capacidad, pero que tal si en lugar de ir a otro país, despertará en ellos una idea que pudiera ser validada, patentada, que fuera de color verde, con emblema hecho o diseñado en México, en donde nuestra destreza, creatividad y sello pudiera verse en el exterior y se hablará de México como un país de verdadero cambio en su forma de desarrollar productos y negocios sustentables, en donde se mencionara que hay una ola de emprendedores que quieren a su país y además tienen ideas muy comprometidas con el ambiente.

¿Cómo podríamos los emprendedores de hoy contribuir y ayudar a la nueva generación de futuros empresarios? ¿Qué podemos mostrarles para que pierdan esos miedos y sentimientos de que no se puede? Los que emprenden saben que solos no se llega a ningún lugar, entonces ¿por qué no crear lazos de colaboración y soporte para que se hable mejor cada vez de México y de nuestra ciudades? Ser emprendedor es adaptarse a los cambios constantes, aprender y dejar una huella, cada huella formará un camino y en ese camino están los éxitos a los que queremos llegar.

Share this: