junio 15, 2021

Realización de audiometrías a los trabajadores expuestos a ruido ¿una herramienta preventiva?

En todos los congresos donde se habla de Salud en el Trabajo se menciona la hipoacusia como una de las enfermedades más frecuentes como riesgo laboral, pero es poco común que se hable sobre cómo prevenirlas.

La Agenda Nacional de Investigación Ocupacional (NORA) de Estados Unidos, cita que las industrias de manufactura con mayor prevalencia con pérdida auditiva son:

1) Bebidas y Tabaco

2) Alimentos y productos de madera

3) Metales primarios

En México, de acuerdo a las estadísticas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), las hipoacusias fueron hasta 2016 la primer causa enfermedad profesional, a partir de 2017 a la fecha se encuentran como la segunda enfermedad profesional más frecuente, siendo desplazada por las dorsopatías. Sin embargo, esto no fue debido a que se estén realizando mejores medidas preventivas en los temas de conservación auditiva.

Este desplazamiento tuvo que ver con la aparición de la NOM-036-1-STPS-2018, “Factores de riesgo ergonómico en el Trabajo-Identificación, análisis, prevención y control. Parte 1: Manejo manual de cargas, que años atrás se presentaba como proyecto de norma”.

Como sabemos, el desarrollo de los procesos industriales genera ruido por las máquinas y herramientas que se utilizan, ordinariamente este nivel de ruido esta por arriba de los 85 dB. En medicina ya está determinado que a partir de este nivel (dependiendo duración y susceptibilidad individual) genera lesión en la audición.

Es por esta razón que la mayoría de las empresas realiza audiometrías tonales como el estudio que nos permite conocer la audición del trabajador, es decir, esta normal o presenta hipoacusia.

Para determinar si necesito realizar este estudio a mis trabajadores, requiero conocer primero el nivel de ruido de las áreas de trabajo a través de los estudios de ambiente de ruido, por medio de un laboratorio acreditado por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) y la Entidad Mexicana de Acreditación (EMA).

¿Cómo fundamentamos el requerimiento de este estudio para la vigilancia de la salud auditiva de los trabajadores?

La NOM-011-STPS-2001 “Condiciones de seguridad e higiene en los centros de trabajo donde se genere ruido”, en su guía de referencia a la salud en el I.3 “Las evaluaciones audiométricas deben ejecutarse…” nos menciona la realización de estos estudios.

En la Ley Federal del Trabajo. Título Noveno. Art. 514 Tabla de valuación, número 351 al hablar de las sordera e hipoacusias profesionales, menciona “se recomienda la exploración por medio de la audiometría tonal…”

Sin embargo, un programa de conservación de la audición va mucho más allá que solo hacer audiometrías, ya que una vez realizadas, bajo criterios de calidad, es decir: audiómetro con certificado de calibración, personal capacitado para realizar audiometrías (que tenga su constancia o certificación), que el nivel de ruido en la sala audiométrica este dentro del rango mencionado en la NOM-011-STPS, que tenga todas las frecuencias que se solicitan (250, 500, 1000, 2000, 3000, 4000, 6000 y 8000 Hz) y esté graficado correctamente.

Una vez validada la calidad de la audiometría hay que analizar la información, esto considerando lo que menciona la NOM-011-STPS-2001, sobre ello: “Cada audiograma de verificación debe ser comparado con el audiograma inicial de referencia; si en este último se detecta alguna alteración que sugiera haya sido causada por exposición al ruido, el médico realizará los estudios complementarios…”.

Desafortunadamente no menciona como se debe realizar esta comparativa, por lo que consideramos lo que la normativa internacional menciona, como OSHA 29 CFR 1910.95 (Administración de Seguridad y Salud Ocupacional de Estados Unidos), la cual solicita hacer una comparativa entre la audiometría periódica con la audiometría de ingreso, a través de la siguiente formula en cada oído:

Si el resultado de esta fórmula es igual o mayor a 10 decibeles de diferencia, esto significa que tengo un STS (Standard Threshold Shifth), es decir un cambio o desviación del umbral estándar, esto significa que la audición de mi trabajador está empeorando, y este cambio puede aparecer incluso teniendo audiometrías normales.

Aquí inicia mi investigación, ya que debo determinar si dicha alteración es por una enfermedad general, es por una intoxicación de químicos o medicamentos o tóxicos, es por ruido, y en caso de ser esta última hay que investigar si es por ruido laboral, recreativo o ambiental.

Esto es realmente estar realizando audiometrías periódicas para prevenir hipoacusias como enfermedad profesional.

 

Este artículo fue escrito por Guadalupe Barbarita Gutierrez Alejo, es médico Especialista y Master en Salud Ocupacional por la UANE. Supervisora profesional, Directora de curso y Conservacionista Auditiva certificada por el Council for Accreditation in Occupational Hearing Conservation). Puede ser contactada en barbarita.gutierrez@avodamx.com.

Este artículo puede ser consultado en nuestra Edición 13 de la Revista VSM.

2 ¿TE GUSTÓ NUESTRO ARTICULO? 👍
Share this:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, presione el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas