octubre 2, 2020
||||| 0 |||||
37

Pandemia COVID 19: Conocer, entender y responsabilizarnos para avanzar

Para lograr controlar la diseminación del virus, así como el número de muertes causadas por COVID 19 es imprescindible conocer y comprender los mecanismos de transmisión.

Dada la letalidad de la enfermedad es compromiso de todos el realizar las acciones necesarias que conduzcan a la disminución de la diseminación del virus, así como el número total de contagios.

Un virus es un agente biológico celular que solo puede replicarse dentro de las células de otros organismos más complejos. Los virus se constituyen de un genoma que puede presentarse como cadenas de DNA (Ácido Desoxirribonucleico) o RNA (Ácido Ribonucleico) envuelto en una capa de proteínas.

Existen hipótesis que infieren que la gravedad de la enfermedad será proporcional a las condiciones previas del enfermo, así como la dosis infectante. La dosis infectante se refiere al número de microorganismos necesarios para causar enfermedad en el receptor u hospedero.

Mecanismo de transmisión por gotas

Un individuo al toser, estornudar, hablar o cantar expulsa gotas (saliva o secreciones respiratorias) de aproximadamente 5-10 micras de diámetro. Si la persona está infectada con el virus SARS CoV 2, las gotas tendrán en su interior al agente biológico y este podrá alojarse en las mucosas ya sean oculares, de nariz o boca de aquellos que se encuentren a una distancia igual o menor de un metro.

El contacto indirecto por gotas se refiere cuando la persona infectada expulsa estas gotas y caen en las superficies contaminándolas, posteriormente un individuo toca alguna de estas superficies y a su vez lleva sus manos contaminadas a la nariz, ojos o boca. La vida media del agente biológico en superficies inertes varia de 1-4 días según el material de la superficie.

Por lo anterior es imperante llevar a cabo las recomendaciones de sana distancia, al separarnos 1.5 metros de distancia entre persona y persona en todos los espacios cerrados, utilizar mascarilla, realizar higiene de manos frecuente, evitar tocarnos boca, ojos y/o nariz. Esto contribuye al control del contagio vía gotas, la cual es la principal vía de transmisión de la enfermedad registrada hasta el día de hoy.

En los centros de trabajo estas recomendaciones se cumplen mediante la separación física de los espacios donde realizan las actividades laborales, colocando marcas visibles que indican el área física donde se puede ubicar cada persona dentro de las instalaciones, sobre todo en lugares de uso común. Disminuir el número de personas que pueden ocupar determinado sitio cerrado (ej. sala de juntas, comedores, baños, etc.) otorgar y vigilar el uso de la mascarilla desde el ingreso hasta que abandonen las instalaciones, fomentar la higiene de manos facilitando el uso de gel antibacterial, promover y vigilar la limpieza de todas las superficies de uso particular y común son algunos de los controles que se deben implementar.

Mecanismo de transmisión aérea

Se refiere a la propagación de un agente infeccioso causado por la diseminación de aerosoles (núcleos de gotas) que contienen al virus y que permanecen suspendidos en el aire a largas distancias y por lapsos más prolongados comparado con el mecanismo de gotas.

Los aerosoles (gotas de menos de 5micras de diámetro) se generan durante algunos procedimientos médicos invasivos (broncoscopia, intubación traqueal, succión de secreciones, etc.), algunos no invasivos (ventilación no invasiva, tratamiento nebulizador, fisioterapia respiratoria, etc.) e incluso durante las maniobras de RCP (Resucitación Cardio Pulmonar).

Algunos estudios han revelado que cuando las personas hablan, respiran o cantan pueden generar una gran cantidad de gotas e incluso de una cantidad considerable de aerosoles. Por lo tanto, los autores de estos estudios sostienen la hipótesis que en los espacios cerrados pueden permanecer una gran cantidad de aerosoles suspendidos en el aire por tiempo prolongado conduciendo a que se puedan inhalar estos aerosoles e infectar a un gran número de personas, aun cuando se lleven a cabo las medidas de sana distancia.

Estos estudios se han realizado con modelos de laboratorio bajo condiciones controladas, aunque la mayoría de las investigaciones apuntalan hacia la validación de esta hipótesis aun es necesario realizar investigación en el campo para poder ser concluyentes. Sin embargo, considero que, aunque estemos en fase experimental debemos tomar las debidas precauciones y utilizar mascarilla de preferencia, de alta filtración en los espacios públicos cerrados, sobre todo en aquellos donde la sana distancia no sea posible o cuando haya lugares cerrados conglomerados. Incluso utilizar una mascarilla de tela o quirúrgica puede protegernos en esos escenarios ya que logran filtrar una cantidad determinada de partículas y con esto se disminuye la cantidad de virus inhalados (inóculo).

Otra recomendación para prevenir la vía de transmisión aérea es ventilando todos los espacios cerrados. Abrir puertas y ventanas es una medida básica, sencilla y efectiva para ventilar nuestros espacios.

Transmisión por fómites

Las secreciones respiratorias o las gotas expulsadas por individuos infectados pueden contaminar las superficies y objetos, creando fómites (superficies contaminadas).

Se ha estudiado mediante la detección del ARN PCR RT (por sus siglas en ingles Reacción en Cadena de Polimerasa por Transcriptasa Reversa) en diversas superficies que el virus puede ser viable durante períodos que varían de horas a días, dependiendo del ambiente (incluyendo temperatura y humedad) y el tipo de superficie. Por lo tanto, la transmisión también puede ocurrir indirectamente al tocar superficies en el entorno inmediato u objetos contaminados con virus de una persona infectada seguido de tocar la boca, la nariz o los ojos.

Otros medios de transmisión

Existen otras vías de probable transmisión entre ellas la transmisión vertical (de la madre gestante al feto), vía urinaria, fecal entre otras. Se han encontrado fragmentos del virus en leche materna, muestras de orina, fecales, sanguíneas y se ha reportado que el humano puede infectar a otros mamíferos como perros o gatos.

Aún faltan más estudios para concluir el papel que juegan estas vías de transmisión en la propagación del COVID 19, sin embargo, la evidencia actual revela que no representan una vía de contagio que requiera realizar acciones. Aun cuando en las diversas muestras se haya identificado el material genético del virus SARS CoV 2, éste en la gran mayoría de los estudios se encontraba no viable para infectar a personas.

Utilización de Pruebas diagnósticas

El estándar de oro para saber si una persona presenta actualmente infección por coronavirus SARS CoV 2 es mediante la realización PCR RT.

La muestra es tomada de la mucosa de orofaringe y/o nasofaringe y ya en laboratorio, utilizando pruebas de biología molecular se identifica el material genético del virus. Aquí es muy importante señalar que las pruebas de PCR detectan material genético, una persona que estuvo infectada por coronavirus SARS CoV 2 puede seguir presentando PCR RT positivo aun cuando la persona ya no se encuentra enferma e incluso hasta 3 meses posteriores a la primera detección, sin embargo, lo que detecta la prueba es solamente material genético que ha sido “desechado” por lo tanto el hospedero ya no es infectante, es decir ya no puede contagiar a otros.

Por lo anterior utilizar la estrategia basada en pruebas para retorno al trabajo o para concluir el aislamiento actualmente solo se recomienda para personas que presentan enfermedad critica severa o en aquellos que están inmunocomprometidos.

Pruebas serológicas (anticuerpos)

En general, se supone que una prueba de anticuerpos positiva significa que una persona ha sido infectada con SARS-CoV-2, en algún momento en el pasado. No significa que este actualmente infectado. Los anticuerpos comienzan a desarrollarse dentro de 1 a 3 semanas después de la infección. Actualmente no tenemos suficiente información para decir si alguien definitivamente será inmune y protegido de la reinfección si tiene anticuerpos contra el virus.

Hasta que los científicos obtengan más datos sobre si los anticuerpos protegen contra la reinfección con este virus, todos deben seguir tomando medidas para protegerse a sí mismos y a los demás, incluido distanciamiento social, incluso si tienen una prueba de anticuerpos positiva. Las personas que usan equipo de protección personal (EPP) en el trabajo deben continuar usándolo, incluso si dan positivo para anticuerpos contra el virus.

Las pruebas serológicas/pruebas rápidas considero son una excelente estrategia para detectar personas que ya se expusieron al agente SARS-CoV-2. No son adecuadas para hacer diagnóstico de infección por coronavirus o enfermedad COVID-19, hoy por hoy el estándar de oro para hacer diagnóstico de infección por SARS CoV 2 es mediante PCR RT.

Como clínico me resultaría muy conveniente utilizar este método para búsqueda de casos que ya se expusieron y como estrategia para detectar portadores asintomáticos que pudieran generar un brote dentro de la empresa o la comunidad.

Es importante entender que esta pandemia paso de ser un problema de salud pública para convertirse en una guerra política de orden mundial, pero no perdamos la brújula, por encima de todo está la vida. Sin hacer énfasis en los orígenes de este problema debemos reconocer todos que sin lugar a duda esta enfermedad COVID 19 está cobrando vidas inocentes, que no debieron haberse perdido. La enfermedad es real y aún no terminamos; así que sigamos trabajando y llamando a la concientización con amabilidad y con firmeza de todo aquel que se encuentre a nuestro alrededor.

 

Anali Cosme es médico general egresada de la Universidad Autónoma de Baja California con experiencia clínica, medicina administrativa y de salud ocupacional en el sector industrial. Puede ser contactada en: analicosme@live.com

 

Referencias

Chen, Z., John Wherry, E. T cell responses in patients with COVID-19. Nat Rev Immunol (2020). https://doi.org/10.1038/s41577-020-0402-6

Neeltje van Doremalen, Ph.D., Trenton Bushmaker, B.S Aerosol and Surface Stability of SARS-CoV-2 as Compared with SARS-CoV-1cn engl j med 382;16 nejm.org April 16, 2020

Kenneth McIntosh, MD Coronavirus disease 2019 (COVID-19): Epidemiology, virology, and prevention, Literature review current through: Jul 2020.  https://www.uptodate.com/contents/coronavirus-disease-2019-covid-19-epidemiology-virology-and-prevention?search=covid-19&source=search_result&selectedTitle=4~150&usage_type=default&display_rank=4

www.who.int/news-room/commentaries/detail/transmission-of-sars-cov-2-implications-for-infection-prevention-precautions

https://www.nejm.org/doi/pdf/10.1056/NEJMc2004973?articleTools=true

https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/lab/resources/antibody-tests.html

https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/hcp/testing-overview.html

 

Share this:
Tags:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, presione el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies